jueves, 1 de diciembre de 2016

Tercios Espaciales. Pirata mercenario #3

Buenas,

Tercios espaciales, son feos, si, y pintarlos puede ser considerado tiempo perdido (aunque no mucho, ya os digo que normalmente los pinto en una sesión y no me esmero demasiado, a la vista está). Pese a todo, siguen acaparando entradas de este humilde blog. Por alguna razón les tengo cariño. Ahí lo dejo.


Con esto ya tengo otro piratilla-futurista-chungo para "In her Majesty's Name" o para el futuro "Rogue Stars" ya que supongo que acabaré haciéndome con una copia. Vamos que lo mismo lo hago bajar de un Nautilus que de una nave espacial.

Y nada más por hoy, ya veremos si puedo seguir publicando en periodo navideño o vuelve a haber bajón...¡Salud!

4 comentarios:

Ismael Leal dijo...

Muy chulo! Ninguna mini pintada es una perdida de tiempo. A veces las cosas más feucas son las que despiertan más cariño...

Villano dijo...

Pues si, són como perretes viejos...jeje.

Gracias por pasarte Ismael.

javi dijo...

Coincido en que no es perder el tiempo y de hecho es todo un ejercicio.

Parece fácil al verla ya pintada pero en el momento de ponerse manos a las sobras te das cuenta de que cualquier esquema de color no vale (solo tonos neutros y patrones de camuflaje no funcionarían aquí) y eso sucede por la siguiente traba; la la miniatura es poco legible.

Es difícil el algunos casos determinar donde termina una cinta del pelo y donde empieza el propio pelo, o cuello y ropa,etc.

Esto da especialmente el cante cuando ves que el tío no tenía ni idea e hizo las figuras (seguramente) con masilla verde, que da formas mur orgánicas al tener memoria (intenta volver a su forma original) por lo que las armas que por su diseño se antoja que debieran ser angulosas parecen armas hinchables.

En fin, que esta muy bien. Es una atrocidad pero entiendo que la miniatura encauza el trabajo de pintura.

Felices fiestas Vil Ano ;)

Villano dijo...

Me encantan tus análisis de las miniaturas de tercios, como escultor aficionado me vienen muy bien para intentar aprender en cabeza ajena. Y si esta miniatura parece poco legible ya verás lo que queda por venir, hay algunas que parecen trozo de plomo sacado directamente de la mina.

Respecto a los colores, evidentemente, estas miniaturas piden tonos chillones y horteras a gritos. Por más que quiera no soy capaz de pintarlas en serio.

Como siempre, gracias por pasarte y comentar.