martes, 20 de noviembre de 2012

Heroquest: Columnas, escudos y antorchas


Buenas,

tenemos más y más pequeños aportes para heroquest (o para cualquier juego de tablero o rol donde se use escenografía de 28 milímetros). Recordaréis quizás que una entrada anterior hicimos unas sencillas columnas para adornar y ofrecer algunas opciones tácticas a cualquier tablero. Dichas columnas eran muy sosas simples así que para darles un poco de estilo añadiremos unos escudos y unas antorchas para obtener el resultado siguiente:

Coño! hay un space invader en ese escudo?
Mucho mejor, no? Pues vamos allá. Creo que es tan secillo que sobran las fotos, pero me he acostumbrado a fotografiar el proceso y por lo tanto os cuelgo las imágenes y así las aprovecho.

Seguimos usando cartón, igual que en la entrada de las columnas. Recortamos un rectángulo y luego biselamos las esquinas; esto será el soporte del escudo. Luego recortamos el escudo y lo doblamos un poco por el centro para que quede combado. Podemos hacerlo en forma circular, o cuadrada o como más nos guste.

Más simple imposible
Luego pintamos el soporte con color metálico y el escudo con colores vivos y con el motivo que prefiramos, cuadros, dameros, rayas...podemos hacer búsquedas por internet a la caza de inspiración o poner alguna frikada o el escudo familiar. Otra opción son las calcas, que sólo hay que pegarlas, pero ya debéis saber que mi idea de escenografía pasa por no comprar nada que nos podamos fabricar nosotros mismos.


El sapce invader no quedó muy bien, seguramente lo reharé

Ahora pasamos a las antorchas. La verdad es que no sabía si hacerlas con masilla o algodón o con qué así que lo busque en la gran red y llegué aquí (El gran taller) con la primera búsqueda que hice. 

Básicamente se trata de coger la matriz de plástico donde suelen venir las miniaturas. Se recorta una tira y se calienta con un mechero por la zona central, con cuidado de no quemarnos los dedos y vigilando que el humo del plástico quemado es muy tóxico, aunque sea pequeño mejor hacerlo en un lugar ventilado. Mientras está caliente la cogemos por los extremos y los giramos cada uno en una dirección en movimiento de rotación a la vez que separamos las manos hasta que tengamos dos piezas. La idea es que la parte central tomará forma de espiral y se irá alargando hasta romperse.

Es posible que no salga a la primera, tendremos que ir probando hasta que nos salga como nos gusta. En mi caso me quede sin plástico antes de conseguir un resultado que me dejara realmente satisfecho así que escogí uno de los intentos menos malos. Podéis ver mejores resultados en el link de "El gran Taller" al que ya os he hecho referencia.

Pegué estas llamas en palillos y luego hice soportes con cartones. Pintamos las llamas pasando de tonos rojos a amarillos muy claros pasando por naranjas. A la hora de pegarlas en la columna deberemos acordarnos de darle a la pared donde la peguemos unas pasadas de pincel seco con amarillo muy claro para simular la luz que desprenden las teas encendidas.

Palillos, cartones y plásticos
Finalmente lo pintamos todo y lo pegamos a las columnas que ya teníamos hechas. Por supuesto estos elementos sirven para cualquier otro elemento. Escudos para armerías o antorchas para transformar miniaturas o adornar paredes o...bueno, como siempre las posibilidades dependerán de la imaginación de cada cuál.

Mago preparándose para hacer un goblin a la parrilla con su bola de fuego
Y ya tenemos nuestras columnas tuneadas ¿que os parece? Nos leemos en breve. Salud!!

2 comentarios:

Aureo Recio dijo...

Al final te han quedado muy bien.

Saludos.

Villano dijo...

Gracias Aureo, la verdad es que han quedado resultonas.